Blog de Inbound Marketing e Inteligencia de Negocios

¡No te quedes atrás! Es tiempo de que tu empresa cuente con un Plan de Marketing Digital.

¿Vale la pena la inversión que estoy haciendo en MKT digital?

Vale la pena

¿Eres empresario? entonces, lo más probable es que debas lidiar todo el tiempo con un ejército de agencias, empleados y autodenominados “expertos” que te presentan al marketing digital como si fuera el santo grial de las ventas y el éxito.

Lo que nadie te dice es que, cuando por fin cedes y desembolsas dinero y recursos para echar a andar la “super estrategia infalible que proyectará tu negocio a las estrellas” (según ellos), el entusiasmo inicial comienza rápidamente a convertirse en una serie interminable de excusas y pretextos para justificar que no se están obteniendo, ni de lejos, los resultados prometidos.

O sea, todo el mundo dice que hay que invertir en MKT digital, pero tú todavía no ves ninguna de las miles ventajas que pregonan a los cuatro vientos.

Es perfectamente lógico que termines cuestionándote seriamente si eso que estás gastando, poco o mucho, es realmente una inversión o simplemente estás tirando tu dinero a la basura.

Lo que sí es un hecho, es que sin importar que tu negocio tenga un modelo comercial B2B o B2C (en español: que le vendas a otras empresas o al usuario final), lo más probable es que efectivamente tus clientes se encuentren buscando servicios o proveedores de todo tipo en la red.

Esto significa que el MKT digital tiene mucho potencial para ti, pero de ningún modo significa que lo estés aprovechando. Veamos dónde está error y cómo corregirlo antes de seguir desperdiciando más tiempo, energía y dinero. 

banner-2

¿Cómo medir el ROI de tus esfuerzos de MKT digital?

Repite conmigo: lo que no puede medirse, no puede mejorarse. Ergo, cualquier estrategia de MKT digital cuyo retorno de inversión no puedas medir, aunque sea de manera indirecta, está destinada al más rotundo de los fracasos.

Así que la próxima vez que ejecutes o quieran venderte cualquier acción de marketing en Internet, lo primero que tienes que preguntar no es ¿qué tan efectivo es? sino ¿cómo rayos lo vamos a medir?

Uno de los panoramas con los que más frecuentemente lidiamos es el de las empresas que llegan a nosotros después de meses o años gastando tiempo, esfuerzo y dinero en “estrategias digitales” aisladas. Sin un ápice de congruencia entre ellas, sin un objetivo claro y mucho menos una forma de medir resultados. Veamos algunos de los casos típicos:

Caso típico #1:

Te convencen de que “el MKT en Facebook funciona” y contratas a un Social Media Manager para que publique contenido diariamente en la fanpage de tu empresa y maneje las interacciones con los usuarios. Un par de semanas después tienes un incremento sustancial en el número de likes y seguidores. Pero ni el tráfico en tu sitio ni tus conversiones aumentan.

Caso típico #2:

Contratas a un diseñador profesional para que haga el sitio web de tu empresa. Estás muy contento con el resultado porque se ve fabuloso y tiene toda la información necesaria. Sin embargo, pronto te das cuenta de que ni las moscas se paran paran por allí, porque no apareces en la primera página de resultados de búsqueda para tus términos clave en Google.

Caso típico #3:

Contratas a un creador de contenidos experto para que suba un par de entradas semanales a tu blog. El contenido es super interesante y el tratamiento SEO es bueno, así que atraes a un montón de visitas. Te das cuenta de que tu tráfico sube de manera exponencial, pero no tus ventas.

 

¿Cuál es el error en común de todas estas acciones? que son esfuerzos aislados que no trabajan en conjunto para alcanzar objetivos en común. De nada sirve que tengas muchos likes en redes sociales, que tengas una web impecable o el mejor contenido, si no estás capitalizándolo. Y para lograrlo necesitas una estrategia integral capaz de conectar un paso con el siguiente y de medir resultados.

 

 

¿Qué es lo que no funciona? ¿La estrategia, el personal o los objetivos?

Decir que el MKT no funciona porque a ti no te ha dado resultados, equivale a decir que la medicina occidental no sirve porque te tocó un doctor incompetente. Si algo no te está funcionando, es más inteligente identificar dónde está la falla, que simplemente decretar que el MKT no es para tu negocio.

En este sentido, lo que puede estar mal es la estrategia, el personal que la debe llevar a cabo o el tipo de objetivos en los que te estás enfocando.

Por ejemplo, quizá tienes al redactor más talentoso de la historia, pero si le pides crear contenido con un tono demasiado formal para tu público target, el problema está en tu estrategia.

O, quizá tengas una propuesta increíble para un calendario de publicaciones en redes, pero tu social media manager es desorganizado y comete muchos errores. Entonces, el problema es el personal.

Por último, tal vez echas a andar una estrategia cuyo objetivo es aumentar la cantidad de tráfico en el blog de tu tienda virtual. Lo consigues sin problemas, pero dicho tráfico no termina en tu carrito de compras. Entonces, el problema fue que te planteaste un objetivo demasiado ambiguo.

 

Invertir en MKT VS gastar en MKT: Las 4 inversiones que SÍ funcionan

Afortunadamente, a estas alturas del partido es posible determinar qué inversiones sí van a servirte y cuáles es mejor omitir. Entre las que sí pueden hacerte ganar más dinero están:

Una web optimizada: Con esto nos referimos no sólo a que se vea bonita. Sino a que tenga buen ranking en Google, respuestas de usuarios positivas y, sobre todo, que logre su cometido, ya sea generar pedidos o aumentar tu base de contactos. Esto se logra con un buen SEO, una UX (experiencia de usuario) agradable y un diseño impecable.

Un software de automatización: Realmente no es opcional. Como las estrategias de MKT digital que funcionan son integrales y complejas, es imposible controlar, dar seguimiento y medir todo lo que debe hacerse de forma manual. Un software de automatización no hace todo el trabajo por tí, pero sí te da a tí o a tus empleados todas las herramientas necesarias para hacer un buen trabajo.

Publicidad pagada segmentada: Hay dos formas de hacer publicidad pagada y lo más recomendable es hacer ambas: en Google y en redes sociales. Al principio puede ser toda una odisea porque determinar en qué tipo de público y términos clave vale la pena invertir no siempre es muy intuitivo; puedes irlo descubriendo a base de prueba y error, o apostar por herramientas especializadas.

Contratar especialistas: Finalmente, es importante quitarnos la venda de los ojos y admitir que el sobrino que va saliendo de la carrera de mercadotecnia no necesariamente es un experto en MKT digital. No dejes que te endulcen el oído con promesas hipotéticas y contrata profesionales capaces de demostrarte lo que saben hacer y de explicarte de forma perfectamente clara qué acciones necesitas tomar, cómo van a medirlas y por qué van a servirte.

Sí, es bastante trabajo y tienes un largo camino por delante, pero también puedes dejar el tema completamente en manos de agencias profesionales que por lo general te ofrecen soluciones completas; la inversión es mayor, pero aseguras el ROI. Sea como sea, por favor evita cualquiera de los siguientes gastos inútiles de MKT:

Crear contenido sin una estrategia de difusión: Muy bonitas tus entradas de blog, tus infografías y tus videos corporativos. Pero ¿cómo van a llegar tus contenidos a las personas correctas si no los difundes en el canal adecuado?

Hacer social media MKT aislado: Está perfecto que tu fanpage tenga novedades todos los días y que respondas en el momento los comentarios y mensajes de tus seguidores, pero ¿Cómo los estás llevando de tu perfil de Facebook o Twitter hasta tu carrito de compras?

Comprar software barato: Lo barato sale caro, y si realmente existiera algún software efectivo para llevar una estrategia de MKT digital que fuera gratis o muy económico, HubSpot no sería la plataforma #1 a nivel mundial. Existen algunas plataformas especializadas en administrar publicaciones en redes sociales, o en hacer e-mail marketing, o en medir la analítica de tu sitio. El problema es que luego es imposible integrarlas para que funcionen como un todo coherente. Mejor evita estar parchando tu estrategia y contrata desde el principio un software todo en uno.

Contratar empleados sin especialización: Insistimos: no contrates al sobrino de tu contador solo porque sabe hacer publicaciones en facebook. Necesitas un equipo de gente que sepa lo que está haciendo. Y, si no puedes hacer esa inversión, en lugar de gastar en el sueldo de una o dos persona que te den resultados a medias, mejor invierte en tercerizar un servicio con una agencia que te ofrezca resultados realistas pero garantizados.

 

No basta con hacer buen MKT digital, hay que hacerlo excelente

Como la web está saturada de marketing de contenidos enfocado a que compres marketing de contenidos (sí, como la serpiente que se come la cola), te vas a topar con un millón de estudios y artículos que aseveran que tienes que ser muy bruto para no estar haciendo márketing digital “ahora mismo”.

Pero hay que considerar la otra cara de la moneda: para que el MKT digital sirva a su propósito, TIENE que ser buen marketing digital, y el buen marketing digital solo se consigue con las herramientas adecuadas, manejadas por especialistas con experiencia. Cualquier otra forma de hacerlo equivale a un “tiro a ciegas”.

Respondiendo a la pregunta con la que iniciamos este artículo ¿Vale la pena la inversión que estoy haciendo en marketing digital? la respuesta es: sí, siempre y cuando mi estrategia sea correcta, mi personal sea capaz, mis objetivos sean congruentes con mis necesidades y todo pueda medirse.

En caso de que no, lamentamos decirte que deberías meter freno de mano y corregir el rumbo desde ahora.

 

Ya que estás por aquí, aprovecha para descargar el nuestro reporte sobre el estado del Inbound en Latinoamérica 2018. Es la información más actualizada y objetiva disponible para que tu negocio siga creciendo con marketing digital.

banner-2

 

 

Sigue a NiuMedia en Redes Sociales:

Relacionado

Suscríbete a nuestro blog

 

 
Solicita tu Asesoría Gratuita en Marketing Digital
 

 

Lo más reciente