blog-niumedia

Generando Contenido Para el Blog de tu Empresa, Puntos Principales

In: Empresas
0 Comments

Generando Contenido Para Blog Empresarial, Máquina de Escribir

Anteriormente hablamos respecto a por qué tener un blog para tu empresa como parte de su presencia web, así como ciertos puntos que debes considerar en caso que decidas tener dicho blog. Ahora seguramente te estás preguntando: ¿Cómo voy a estar generando contenido para el blog de mi empresa? ¿Qué voy a escribir en el blog? ¿De dónde saco los temas?

Perfecto, son las preguntas que todos nos hacemos al momento de bloguear, es por ello que a continuación listo algunos consejos respecto a cómo generar contenido, y ciertos puntos a tomar en cuenta.

Define tu Audiencia

Si bien seguramente ya definiste quiénes serán tus leads con base en el producto o servicio que ofreces, estos bien podrían estar segmentados en distintos grupos de edad, nacionalidad, nivel de estudios, entre otros factores. Esto se conoce en inbound marketing como las buyer personas.

Recuerda que dependiendo el estrato para el que escribas, es el tono y la forma de escribir que utilizarás, es decir, si le hablarás a tu potencial cliente como "tú" o "usted", si te referirás a ti mismo en singular (personal) o plural (a nombre de tu organización), si utilizarás tecnicismos del tema, si de vez en cuando durante la redacción utilizarás un lenguaje más cotidiano y con algunos chascarrillos, etc.

Responde Alguna Pregunta

Una buena idea para generar contenido es la redacción y publicación de un post (o de varios posts) que respondan a una pregunta que alguno de tus clientes (o lectores/clientes potenciales) te haya realizado, y que te haya parecido importante responder, o bien, que fue preguntada por una gran cantidad de personas.

Recuerda mantener esto como algo aparte de una posible sección de FAQ (Preguntas realizadas constantemente), o bien, como una manera de complementarlo, nunca uno sustituyendo al otro.

Practica el Reblog y el Repackage

Si no sabes de qué escribir, una buena práctica es leer otros blogs. Incluso si te es más cómodo puedes suscribirte a sus posts vía RSS o Newsletter, si lo ofrecen. De esta manera podrás escribir tu propio contenido basado en el contenido de otros, sin incurrir en algún tipo de plagio o robo de ideas.

Aquí lo importante es que tú aportes tus propias ideas y las de tu negocio al post, elimines aquellas en las que no estás de acuerdo (libertad editorial) y siempre darle un valor agregado para tu cliente.

Cuando realices esto, es recomendable citar de alguna manera una o más de las fuentes de las cuales hayas obtenido la información. Esto aplica no solamente en artículos de otros blogs, sino también en otras fuentes de información ya sean físicas o electrónicas. Claro, recuerda que no estás escribiendo papers académicos, no es necesario citar en formato APA.

De vez en Cuando, Expresa tu Opinión Personal

Si bien tu blog será corporativo, nunca está de más brindarle a tus clientes tu opinión respecto a algo, siempre y cuándo esto se mantenga en la línea de tu negocio.

Por ejemplo, si tienes una empresa que vende equipo electrónico como PCs, y tú tienes una opinión respecto a las tablets, es una buena idea expresarla en el blog de la empresa. Esto nos lleva al siguiente punto.

Recurre al Guest Blogging

Si no tienes tiempo, o por alguna otra razón no puedes generar el contenido de tu blog, y no cuentas con los recursos para pagarle a un equipo de editores o copywriters, puedes recurrir a lo que se le conoce como guest blogging.

Esto es, pedirle a personas expertas en el tema relacionado a tu empresa que escriban algún o algunos posts para el blog de tu empresa.

Tal vez te preguntes de qué manera les pagarías a los guest bloggers y, existen varias respuestas, tal vez la más fácil sería llegar a un acuerdo económico en que ambos ganen, pero una mejor forma de pagar es el darles exposure (ayudarlos a darse más a conocer) y backlinks que ayudan a aumentar su SEO.

¿Cómo? En primera instancia, al firmar con su nombre o seudónimo, el cual incluya un link a su blog, pagina personal, o links a sus perfiles en redes sociales. Incluso puede haber al final del post una breve semblanza del guest blogger.

Los links que se coloquen ayudarán a este blogger en su linkbuilding, lo que se traduce en mejores resultados para él en buscadores, y por supuesto, contar con la opinión de un experto en tu blog.

Lluvia de Ideas

Esta es tal vez la parte más creativa y con mayor retroalimentación del proceso de generación de contenido.

Se trata de reunir a diferentes miembros de tu equipo de trabajo en la empresa y organizar con ellos sesiones de lluvias de ideas para contenido en el blog.

Esto puede ser presencial o en línea, es decir, si no se pueden reunir en un lugar y hora específicos, pueden organizarse a través de herramientas de colaboración como Yammer, Workplace by Facebook, Slack, entre otras.

También puedes tener este tipo de sesiones con personas externas a tu compañía, como otros bloggers o empresarios, e incluso tu propia familia. Recuerda que si alguno de los temas propuestos es muy discutido, seguramente vale la pena escribir algo relacionado; pero si obtienes poca o nula retroalimentación, tal vez no lo sea.

Este tipo de sesiones y grupos te puede abrir un panorama que no tenías contemplado para redactar al respecto.

Frecuencia de Publicación

En nuestro post anterior, ya hablábamos un poco acerca de la frecuencia de publicación de contenido en tu blog empresarial como una forma de atraer más tráfico.

Mencionábamos que lo ideal (y posiblemente utópico en el corto y mediano plazo) es de entre 16 y 20 posts mensuales, aunque una media de 5 posts mensuales sería suficiente para mantener fresco el blog, pero a final de cuentas no existe un verdadero estándar, una fórmula mágica, si bien ciertas frecuencias nos ayudarán, principalmente durante el comienzo. Lo mejor es encontrarla mediante el ensayo y error.

Primeramente, recuerda que por ninguna razón debes dejar morir a tu blog, por lo menos actualízalo una vez al mes si es que no tienes ni el tiempo ni los recursos para hacerlo más frecuentemente.

Si estás consciente de que puedes darte un poco de tiempo, intenta que por lo menos sea una vez cada dos semanas, es decir, 2 veces al mes, pero insisto, lo ideal al comenzar es un post por semana.

Posteriormente podrás ajustar tu frecuencia de publicación, intentando aumentarla sin perder calidad en el contenido. Pero para realmente planear bien cada cuánto publicarás en el blog, y de qué temas hablarás, una buena idea es hacer un calendario editorial.

Calendario Editorial

No se trata de nada más que una planeación respecto a lo que vas a escribir cada día, semana, o mes. Puede ser en formato físico o electrónico, como tú prefieras. Será una especie de itinerario en el cual podrás hacer la planeación semanal, quincenal o mensual de los temas que quieres hablar, con el fin de que tengas claros tus objetivos antes de escribir, lo que deberás investigar, y demás.

Recuerda no ser muy específico en este calendario, tan solo incluye ideas principales y fechas límite de publicación, para desarrollarlas posteriormente. Para esta planeación, puedes recurrir a la mencionada lluvia de ideas.

Asimismo, el calendario editorial ta ayudará a mantener tu contenido balanceado, entre contenido que sea un tanto noticioso y que tenga que ver con el ramo de tu negocio, así como contenido que "nunca expira" –llamado contenido evergreen (siempre verde)–, como tutoriales, tips, y demás.

Eso sí, nunca publiques por el simple hecho de publicar, intenta que siempre el contenido sea de calidad, tómalo como un reto.

Este post es el segundo de la Guía de NiuMedia de Blogs para Empresas. En el siguiente post hablamos respecto a cómo optimizar las entradas en tu blog empresarial.

Con información de HubSpot y Submit Edge.

 

Leave a Reply

    Búsqueda

    Categorías

    Ver todo

    Artículos relacionados