blog-niumedia

Creando Posts Valiosos de Compartir

0 Comments

compartir.jpg

En diversas ocasiones hemos hablado en este blog de la importancia del contenido en las páginas web, en especial en blogs, donde sin importar el giro que tengan, es ideal una publicación periódica de posts, para tener contenido fresco y útil para el lector.

Este debe cumplir con ciertas características, además de una correcta redacción y de la utilidad que pueda tener para el público, es importante que también esté estructurado para dirigir tráfico al post y por ende al blog/sitio, para así generar leads.

Para ello es que se utilizan ciertas técnicas de SEO y, algo que también es muy importante, la producción de posts valiosos de compartir, que es el tema de este artículo.

¿Qué Hace a los Posts Valiosos de Compartir?

Antes de comenzar a desglosar punto por punto, es importante estar consciente de un hecho: una persona compartirá el contenido por diversas razones, como pueden ser el hecho de que le haya gustado, que tenga alguna utilidad, entre otras, y esto dependerá mucho del nicho en que se centre el blog y por lo tanto alrededor del cual deberán girar los posts publicados.

Por ello, es recomendable de vez en cuando practicar el ponernos en los zapatos de otras personas y preguntarnos: "¿yo compartiría esto?", lo que te permitirá hacer las modificaciones necesarias al contenido.

Pero, ¿cuáles son los puntos que debo tomar en cuenta para generar posts valiosos de compartir?, ¿qué más permite que valga la pena compartirlos? A continuación los analizamos.

Publica Contenido Pilar y Contenido Viral

El Contenido Pilar, también llamado Cornerstone Content, se refiere a todo aquel post que puede ser de utilidad para el lector, que lo ayuda a resolver un problema y hace que constantemente regrese para aprender más.

Los más conocidos son los tutoriales, los artículos tipo "how-to" y las guías; de hecho, este mismo artículo es un ejemplo de Contenido Pilar.

Por otro lado, el Contenido Viral es todo aquel post que no necesariamente debe estar relacionado con la temática del blog (aunque idealmente debería estarlo), pero es muy fácil de digerir, tiene grandes posibilidades de ser compartido.

En cuanto a su contenido, pueden ser datos duros (posiblemente en forma de infografía), o contenido que permita liberar algo de estrés y tensión, como contenido cómico o de entretenimiento.

En cuanto a las proporciones o al porcentaje de cada tipo de contenido, lo más recomendable es entre un 80% y un 90% para el Contenido Pilar, y entre un 10% y un 20% para el Contenido Viral.

Para no complicarte tanto haciendo cuentas, podrías comenzar a utilizar contenido potencialmente viral únicamente de vez en cuando, a fin de cuentas el contenido pilar debe dominar.

Colaboración

Sin importar cual sea tu expertise en el tema del que hablas en algún post, siempre existirá alguien que quiera colaborar contigo en su elaboración, ya sea por sus conocimientos o por su experiencia, o incluso como un intercambio de favores.

Estas colaboraciones pueden ser de diferentes personas o entidades, como pueden ser otros empleados dentro de tu organización, personas expertas en algún tema cuando se trata de posts que implican que sea multidisciplinario u interdisciplinario, así como otras empresas a las que tu negocio o startup preste algún servicio, existe una infinidad de personas que estarán dispuestas a ayudarte.

Por ejemplo, si tienes una tienda de venta de electrónicos como PC, Notebooks, Tablets, etc., posiblemente mantengas un sitio con un blog, en el cual escribas acerca de las nuevas tendencias en cuanto a este campo, consejos de cuidado y mantenimiento, aplicaciones útiles o divertidas para utilizar en estas, e incluso reseñas de algunos de los equipos que vendes, dando un veredicto honesto.

En este caso, si en algún momento llegas a escribir acerca de los niveles de uso de equipos de cómputo en países africanos tercermundistas, bien podrías recurrir a la ayuda de algún experto dicho tema que pueda explicar fácilmente y de una manera digerible para tus lectores las razones socio-político-económicas del momento para su poca prominencia en dichos países, pero a la vez mencionar el esfuerzo de diferentes organizaciones como OLPC por llevar tecnología y facilitar la educación de los habitantes de estas regiones, principalmente los estudiantes.

Bien podría esta persona escribir todo el artículo como un guest post, o solo una parte y por supuesto tendrás que darle el crédito correspondiente.

Por su parte, el especialista podría también compartir en redes sociales o con sus colegas el post, llevando a que más personas lo compartan.

Utiliza Hashtags

En redes sociales como Twitter, Google+, Instagram o YouTube, e incluso Facebook y Linkedin, se utilizan los hashtags, que fueron popularizados por la primera.

Estos permiten a los usuarios generar una conversación de un tema específico, o bien, participar fácilmente de ella.

Es por esta razón que si existe algún hashtag (incluso uno que haya llegado a ser Trending Topic en Twitter) y está relacionado directamente con uno de tus más recientes posts, sería excelente que tuitearas un link a tu post acompañado de dicho hashtag.

De esta manera, facilitarás que otras personas lean el artículo y opinen al respecto utilizando dicho hashtag, además de compartirlo.

Si piensas que es posible generar una muy buena conversación al respecto y que más personas compartan el post, podrías idear tú mismo un hashtag, comenzar tuiteando el post acompañado del nuevo hashtag y, esperar a que comience la discusión y subsecuente compartición.

Multimedia

Si bien el contenido redactado de un post es la parte más importante, generalmente los lectores se ven atraídos en un principio por alguna imagen que acompañe al artículo, idealmente colocada después del título. Si esta lo cautiva de alguna manera, procederá a leer el post.

Asimismo, existen ciertos tipos de posts que pueden tener multimedia como contenido central, siendo acompañados de alguna redacción como interpretaciones del contenido, comentarios al respecto u ampliación de información.

Estos pueden ser infografías o videos. En dichos casos, el contenido multimedia permite hacer el contenido más fácil de compartir, pues incitarás al lector a no solamente compartir el link del artículo, sino por ejemplo, las imágenes en redes sociales como Pinterest o Facebook.

En el caso de las imágenes que acompañan al post, para garantizar que sean compartidas, es importante que sean grandes y llamativas, incluso con algún sentido artístico, que ilustren muy bien una parte del mensaje que quieres transmitir, o que tengan alguna relación con este.

Para evitar caer en problemas de derechos de autor, puedes buscar en diferentes bancos de imágenes como PixabayFlickr, aquellas que cuenten con licencias Creative Commons que especifiquen que puedes hacer lo que necesitas con ellas, como puede ser editarlas de alguna manera y usarlas para fines comerciales, en algunos casos haciendo la referencia.

Vende el Contenido, no el Producto/Servicio

Otro punto muy importante siempre que redactes posts para el blog de tu negocio, es que evites el contenido en que hablas acerca de lo "bueno" que es el servicio que ofreces, o de la gran calidad de los productos que vendes, eso déjalo para otras secciones de la página en que hables brevemente de lo que hace tu empresa, o de las novedades de tu tienda (si vendes cierto tipo de productos).

Tu blog es un espacio en el que "venderás" contenido de calidad, es decir, te servirá para construir los ya mencionados Contenido Pilar y Contenido Viral, que girarán en torno a lo que vendes, y de esta manera podrás generar leads.

Retomando el ejemplo de la tienda de electrónicos, en el blog de esta idealmente se podrían publicar por ejemplo como contenido pilar posts en que se hable de temas como las ventajas y desventajas de actualizar a Windows 10 en PC con Windows, un tutorial para hacer limpieza de archivos y completa desinstalación de apps en Mac OS, la reseña de alguno de los equipos en venta, etc., y como contenido viral una infografía de las diferentes clases de geeks.

Títulos Concisos y Precisos

Si las imágenes que acompañan al post son lo que primero llama la atención del lector, lo segundo que llama su atención (y en algunas ocasiones, lo primero), es el título principal del post.

Si estas dos en conjunto llaman realmente la atención, el visitante leerá el post. Pero, ¿cómo se logra esto? Ya hablamos de las imágenes, y ahora en el caso de los títulos, es importante que sean concisos y precisos.

¿A qué me refiero con esto? Es muy sencillo, tanto el título del post como los subtítulos de desglose de subtemas, deben ser cortos, además de expresar la idea principal con claridad y con exactitud.

De esta manera, los lectores podrán entender fácilmente la idea del texto sin que obtengan la idea completa (para ello deberán leer el contenido) y, sin perder su atención.

Estos son los puntos que consideramos más importantes al crear posts valiosos de compartir. Tú, ¿consideras que falte algún otro punto importante? ¿Qué característica has notado que es la más importante para que los posts de tu blog sean compartidos?

Con información de: Udemy

Imagen: Ben Grey (Flickr).

 

Leave a Reply

    Búsqueda

    Categorías

    Ver todo

    Artículos relacionados