Blog de Inbound Marketing e Inteligencia de Negocios

¡No te quedes atrás! Es tiempo de que tu empresa cuente con un Plan de Marketing Digital.

5 Cosas que tu Desarrollador Web No Quiere que Sepas

Cosas que tu Desarrollador Web No Quiere que Sepas

Cuando contratas a una persona para que se encargue de desarrollar y mantener tu página web, es común que no sepas realmente qué aptitudes y experiencia tiene.

De hecho, sucede frecuentemente que se comisiona el trabajo a una persona por ser familiar, amigo o conocido y tener fama de "ser bueno para las computadoras y el Internet". Si te arriesgas a contratarlo, puede que el resultado sea bueno o, por el contrario, algo desastroso.

En cualquier caso, aunque muchos son profesionales, la gente sin escrúpulos abunda en la industria. Por ello, a continuación encontrarás 5 cosas que tu desarrollador web no quiere que sepas.

 

1. No es Desarrollador (o Diseñador)

Aprender sobre diseño y desarrollo es fácil si se le dedica cierto tiempo. HTML, CSS y algunas nociones de diseño serán suficientes para comenzar. El problema es que, algunas personas lo hacen y de inmediato ofrecen sus servicios como si fueran profesionales con gran experiencia.

Incluso, con tan solo conocer herramientas "hágalo usted mismo" para generar sitios, algunas personas dicen ser diseñadores y revenden dichos servicios. Hacer esto puede ser ilegal y, sin duda, no es ético en absoluto.

En el caso de que realmente tenga conocimiento y experiencia, ¿crees que en verdad tenga todo lo que se requiere? Esto es, además de los lenguajes, el conocimiento en diseño gráfico, optimización para buscadores, UX (experiencia de usuario).

Un buen diseñador y desarrollador web debe poder proporcionarte referencias de trabajos anteriores, incluso un portafolio.

Parte del riesgo con web developers que no se dedican totalmente a ello es que, generalmente, lo hacen en sus tiempos libres, pues tienen otro trabajo que los mantiene por lo que, en cualquier momento, podrían dejar el trabajo.

 

2. El Mantenimiento es Rápido

En el caso de desarrolladores serios, algunos quieren hacerse los interesantes y, cuando es necesario algún mantenimiento por seguridad u otras causas, tiran el sitio durante horas hasta que se encuentra completada la labor.

Otros, por simple ineptitud, dejan el sitio fuera de línea por errores que pudieron haber evitado. Un sitio bien desarrollado, no estará muchas horas offline en actualizaciones o mantenimientos.

editables-banner-click246-1

3. Puedes Actualizar tu Sitio Web Tú Mismo

Así es. No necesitas conocer las mejores prácticas de código. Hoy en día, la mayoría de los buenos sitios se desarrollan con alguna plataforma CMS como WordPress.

Estas, soportan múltiples usuarios con diferentes roles. Solo será necesario que te creen un perfil con los privilegios necesarios y una enseñaza rápida sobre el uso de la plataforma.

Con ello, podrás hacer pequeños cambios en tus páginas o publiques artículos en tu blog sin recurrir a ellos todo el tiempo.

De lo contrario, siempre dependerás de tu desarrollador y lo que te cobre por cada consulta o movimiento de tu web.

 

4. Ahorros Riesgosos

En el mercado, existe una gran cantidad de empresas de hospedaje web que ofrecen distintos planes según lo que se requiera. Los negocios pequeños generalmente no requieren algo muy sofisticado como cloud hosting y demás.

Sin embargo, algunos webmasters pueden alegar que tu sitio requiere algo más caro en hosting y en lugar de ello, alojar tu sitio en un servidor propio que montó en su recámara.

Claro, lo hace para ahorrar aunque sea un poco y de esta manera maximizar sus utilidades. Pero, ¿conoces los riesgos de ello?

Imagina que se va la luz en el domicilio de tu desarrollador, tu sitio caerá. ¿Qué pasará si entran a robar? ¿Si el servidor se descompone? ¿O si falla su proveedor de Internet?

Otra amenaza sería que te desarrolle un eCommerce pero no compre un certificado SSL o bien, que adquiera un certificado patito. Te pondrá en riesgo y a tus compradores. Estos son aspectos en los que no se debe escatimar.

 

5. Puede Secuestrar tu Página Web

Un sitio web se compone, además del código, de otros archivos alojados en un servidor y de un nombre de dominio.

Los webmasters generalmente cuentan con las credenciales (usuarios y contraseñas) para gestionar todo esto, incluso es posible que ellos mismos registren en tu nombre o de tu empresa el dominio.

Si en algún momento tu desarrollador lo desea, puede quedarse con el control de tu sitio y dejarte fuera de ello, prácticamente secuestrarlo y chantajearte a cambio de los accesos.

Ahora bien, si el diseñador registró todo –especialmente el dominio– a su nombre, la situación se complicaría aún más. Con ello, legalmente le pertenecería y sería difícil (aunque no imposible) recuperarlo.

editables-banner-click246-1

En Resumen

Es muy probable que en tu sitio sucedan estas 5 cosas que tu desarrollador web no quiere que sepas:

  1. No se dedica de lleno a desarrollar o diseñar sitios web.
  2. Dice que el mantenimiento es tardado, para cobrar más o para hacerse indispensable.
  3. Te oculta funciones para que no actualices tu sitio por ti mismo con posts en blog, imágenes, cambios de información.
  4. Busca ahorrar al máximo, poniendo tu sitio en riesgo y sin que esos ahorros lleguen a ti.
  5. Tiene el control de tu sitio web así que puede secuestrarlo.

 Por supuesto, no todos los desarrolladores, diseñadores y webmasters son así, existen muchos profesionales que trabajan por su cuenta o dentro de una agencia pero, siempre debes estar atento a no caer en personas irresponsables.

 

Sigue a NiuMedia en Redes Sociales:

Relacionado

Suscríbete a nuestro blog

 

 
Solicita tu Asesoría Gratuita en Marketing Digital
 

 

Lo más reciente